viernes, 8 de julio de 2011

¿Existe el Infierno?, ¿Cómo puede un Dios amoroso enviar gente al infierno?, 2da. parte Detectando falsos evangelios y congregaciones fuera de la doctrina bíblica

¿Existe el Infierno?, ¿Qué tan cerca está?, ¿Cómo puede un Dios amoroso enviar gente al infierno?, El infierno es necesario porque el hombre no está buscando realmente a Dios sino que, en realidad, está huyendo de él. ¿Cómo puedo decir esto con tanta confianza? :
La vida después de la vida,  no sería tratada tan ligeramente si hubiera una verdadera revelación de su gravedad. El infierno no es producto de la imaginación, la Biblia  muestra los hechos y contradice de manera significativa muchas de esas nociones populares. Del relato Bíblico aprendemos lo siguiente acerca del infierno:
1.- La ubicación del infierno solo se alcanza a través de la muerte.
2.- Las condiciones del infierno son sufrimiento eterno.
3.- Los ocupantes del infierno están allí debido al pecado.
Veamos lo que dice el relato Bíblico acerca del Infierno: Aprendemos que Jesús lo describió como un lugar “donde el fuego nunca se apaga” Marcos 9:43. Él representa al infierno como “afuera del Reino de Dios”, un lugar de oscuridad donde “habrá llanto y rechinar de dientes” Mateo 25:30
El infierno es real, a pesar del ablandamiento de la verdad actualmente. No es un asunto de estar asustado ni desquiciado. Ni es simplemente el sitio opuesto al cielo. El infierno en esencia, es el peor lugar posible que existe: un lugar apartado eternalmente de Dios. Estar por siempre en necesidad de Dios, sin embargo estar separado de ÉL para siempre.
¿Cómo puede un Dios amoroso enviar gente al Infierno? ; Lleva implícita la suposición de que Dios es amoroso. Sin embargo, entre esos atributos maravillosos hay otro esencial que no debe ser olvidado: Dios es justo (Deut. 32:4). La justicia es un atributo del carácter de Dios tan importante como el amor. Los dos mutuamente exclusivos, ni se contradicen en ninguna manera.
Nosotros los humanos, especialmente en nuestra era moderna. Cuando casi no se enseña la lógica en nuestras escuelas. Estamos casi siempre confundidos con esta idea porque en nuestra mente finita apenas podemos, si acaso, comprender una mezcla perfecta de las dos declaraciones. Por otro lado, estamos obligados a corregir nuestra vida a la luz de lo que Dios ha revelado claramente. Y el mensaje al mundo es este: “yo, en mi justicia, no puedo tolerar el pecado. Juan 9:31”.
OBIAMENTE NO SON BUENAS NOTICIAS PARA NOSOTROS. Nosotros somos pecadores ¿No lo cree? Nuestro estado, el cual es por naturaleza contra Dios, nos pone directamente en la línea de la indignación justa y santa de Dios contra el pecado. Y, ¿Cuáles son las consecuencias del pecado?: Muerte (Rom. 6:23), Infierno, separación eterna de Dios. Cuando formó la existencia, Dios estableció un lugar para el pecado y la rebelión contra Él: el infierno.

¿DESEA ÉL QUE ALGUIEN DE SU CREACIÓN VAYA AHÍ?  NI POR UN MOMENTO
Así como sabemos por la escritura que el cielo y el infierno son reales, también sabemos que Dios es bueno, justo, amable y misericordioso para con nosotros. Él nos ofrece perdón y redención para nuestra condición natural contraria a Él. Aun entonces, en su amor inmerecido, no nos obliga a aceptar el perdón. Debe ser aceptado. En su parte más interna, este Dios amoroso se estremece ante la noción de que su amado (usted y yo) y toda la gente o personas pasen la eternidad lejos de Él. Así ocurre con el Infierno. Pero, la existencia de la maldad hace del infierno una realidad.
1.- La Biblia, nuestra autoridad en asuntos eternos, afirma claramente la realidad del infierno (Apoc. 20:11-15)
2.- Jesucristo enseñó y afirmó la realidad del infierno (Mateo 25:31-46)
Los humanos son moralmente responsables delante de Dios. Desde el Jardín del Edén, Dios  nos dio la facultad de la voluntad, la cual ejercemos diariamente. Para aquellos que al final reconocen  a su Hijo Jesús, como Señor. Dios tiene un lugar preparado en el cielo. Pero, también ha provisto un lugar en la eternidad para aquellos que deciden rechazarlo. Este destino final es llamado infierno
3.- Negar la realidad del infierno socava la naturaleza estable de la revelación cristiana. Cada palabra de la Biblia fundada por revelación divina: El Espíritu Santo se movía sobre los escritores. En el libro que cerraría al canon de la Escritura, el Espíritu Santo moviéndose sobre Juan, emitió una advertencia a todo aquel que altera el libro de Apocalipsis o su revelación escrita: “Yo advierto a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: si alguno añade a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quita de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará  su parte del libro de la vida y de la Santa Ciudad y de las cosas que están escritas en este libro (Apoc. 22: 18,19)”.
Como el contenido de la Biblia incluye afirmaciones del Infierno y prohibiciones contra el revisionismo Bíblico. Entonces es simplemente lógico que la doctrina del infierno permanezca en las enseñanzas de la Iglesia.
Como humanos, la mayoría de nosotros sabemos en nuestros corazones (Cuando estamos siendo honestos con nosotros mismos). Que todos calificamos automáticamente para ser condenados a muerte. Este no es sólo un club para asesinos, extorsionistas, violadores… aquellos que han hecho cosas realmente muy malas, NO; con sólo una vez que se rebele en contra de Dios usted se hace elegible para el infierno (Santiago 2:10, Romanos 3:23). Entonces, lo que es injusto es que Dios proveyera un camino para que nosotros escapáramos de su justa ira (de nuevo, no contra nosotros sino contra nuestra pecaminosidad). De alguna forma, en medio de esa situación tan sombría, Jesús abrió un Camino. Como el único ser perfecto, vino a salvarnos el día. La única persona que podía cumplir la ley, Salió del cielo.

Detectando falsos evangelios y congregaciones fuera de la doctrina bíblica.

Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome  su cruz cada día, y sígame. Lucas 9:23
La predicación de la verdad de veras influye en el mundo y genuinamente cambia un alma a la vez. Esto sucede solo  mediante el poder del Espíritu Santo que da vida, que envía luz y que transforma el alma, en perfecto cumplimiento del plan eterno de Dios. Su opinión o la mía no es parte de la ecuación.
Pero en las congregaciones  se ve todo diferente, la promoción y la publicidad por atraer las almas a Cristo, raya muchas veces en la exageración y a veces en promesas fuera de la realidad bíblica. El afán de ser protagonista en el liderazgo, muchos pastores o evangelista se aventuran en ofrecer (milagros) y promulgar una “santidad” que dista mucho de ser verdad. La sentencia bíblica que por sus “frutos le conocerán”, debe ser la vara de medida que la congregación debe aplicar a sus líderes.
Un verdadero “líder” por decirlo así, va mas allá de dar ejemplo con su vida moral y en lo espiritual (santidad). La pregunta sería ¿Qué esta enseñando de acuerdo a la doctrina Bíblica?, No importa si el pastor o doctor pertenece a tal movimiento o denominación, donde en muchas ocasiones se tiene que predicar  lo que el grupo decida o prepare, por los intereses creados. La predicación es una: un Espíritu, una palabra, un bautizo, una comunión, una comisión, una revelación.
Como detectar un ministerio falso, simplemente escuche al predicador, haga las anotaciones correspondientes, llévelo a luz de la Biblia y compárelo con lo siguiente:
1.- Con cuanta frecuencia se predica de: La Cruz, del Pecado, del Infierno, de Jesús (del sermón del monte, de su sufrimiento, de la negación personal, de padecer por su causa, de la resurrección, etc.), de la Segunda Venida de Cristo, del rapto de la Iglesia, de la condenación eterna, etc.  PERO a cambio solo se predica de recibir milagros, dones, de bienestar económico, pacte con Dios depositando su semilla, para que sea prosperado, de sanidades dudosas y mentirosas (porque al  tiempo, vuelve la enfermedad, solo fue una emoción fuerte que recibió  pensando que era algo de Dios.
2.- Los nombres de las congregaciones o “iglesias”; fueron pensados tal parece para agradar a los hombres, no a Dios, parece que promueven filosofías de la nueva era o al grupo de alcohólicos o neuróticos. Estos nombres NO se refieren al evangelio de Jesucristo o  ¿a que cosa entonces?, por ejemplo templos o congregaciones llamándose; Amistad Cristiana, Centro Cristiano, hogar cristiano, comunidad nueva vida, manantial de vida, asamblea cristianas, comunidad cristiana, centro familiar, etc.
La palabra Iglesia ha desaparecido de su lenguaje. En realidad la palabra  iglesia denota un objetivo final bien explicito, y que esta impregnado en el nuevo testamento, cualquier grupo que se dice seguidor de Cristo es parte del cuerpo o Iglesia del Señor, por tal motivo si negamos lo que somos como pueblo redimido, lo que representa para el mundo no creyente, estamos denostando el mensaje y el cuerpo de Cristo. Estas congregaciones quieren dar pasos sin la cabeza que es Cristo. Por tal motivo han sido presos por su arrogancia,  por los falsos “evangelios” que hoy recorren el mundo. La competencia y la unidad son los principios que promueven. Y abren sus puertas a los falsos profetas que con bandera de nuevos avivamientos que el Espíritu esta trayendo en nuevas visiones de cómo ganar el mundo para CRISTO, MUCHOS ESTAN CAYENDO EN SUS DISOLUCIONES, trayendo tinieblas al pueblo de Dios que están liderando.

3.- Congregaciones  donde hacen énfasis en el evangelio de la PROSPERIDAD, y el único que prospera es el pastor. Estructura del G12 “modelo de Jesús”, las redes celulares: el ganar, consolidar, discipular y enviar.
4.- Aplicación de los encuentros; son anti bíblicos, son practicas paganas del opus dei. Oferta de cobertura apostólica: como sistema de gobierno (y de acuerdo a la Biblia la figura de Apóstol desapareció con el ultimo apóstol que escribió el Apocalipsis: Juan el discípulo amado), de allí en adelante los pastores o obispos, doctores, maestro y evangelistas, edifican la Iglesia del Señor basados en las enseñanzas del nuevo testamento escrito bajo la dirección del Espíritu Santo en los Apóstoles que el Señor llamo al ministerio en persona.
5.- Llaman la manifestación del Espíritu: Avivamientos de la risa santa, borrachera espiritual que no es más que un desorden descontrolado con evidencias de gritos como cerdos y aullidos de lobo. Movimientos espasmódicos donde la costumbre es revolcarse como culebra en el suelo. Que terror e ignorancia. “mi pueblo pereció porque le falto sabiduría”.
…Y entonces les protestaré; Nunca os conocí; apartaos de mi, obradores de maldad. Mateo 7:23
Salid de ella, pueblo mío, porque (para que) no seáis participantes de sus pecados, y que no recibáis de sus plagas...  Apoc. 18:4


por Pablo l.

2 comentarios:

Guayo dijo...

Lo realmente lamentable es que muchos de los seguidores de estos falsos maestros tienen miedo porque se les ha dicho que no hay que criticar al "siervo de Dios".Y pareciera que es un gran pecado que ellos cuestionen sus enseñanza, de verdad que estos ya parecen Papas de Roma.Es por eso que es necesario que empecemos a predicar el Evangelio y luchar ardientemente por la fe.

devarlogos.blogspot.com

alexisrh76 dijo...

Este es el tipo de mensajes que hacen falta distribuir...